Dios el Hijo

Dios el Hijo Eterno se encarnó en Jesucristo. Por medio de él todas las cosas fueron creadas, se revela el carácter de Dios, se cumple la salvación de la humanidad, y el mundo es juzgado. Siendo para siempre verdaderamente Dios, también se convirtió verdaderamente en hombre, en Jesús, el Cristo. Fue concebido por el Espíritu Santo y nació de la virgen María. Vivió y experimentó tentaciones como ser humano, pero ejemplificó perfectamente la justicia y el amor de Dios. Por sus milagros manifestó el poder de Dios y fue confirmado como el Mesías prometido de Dios. Sufrió y murió voluntariamente en la cruz por nuestros pecados, y en lugar nuestro fue levantado de los muertos, y ascendió para ministrar en el santuario celestial en nuestro favor. Volverá en gloria para realizar la liberación final de su pueblo y la restauración de todas las cosas.

S. Juan 1:1-3
S. Juan 1:14
Colosenses 1:15-19
S. Juan 10:30
S. Juan 14:9
Romanos 6:23
2 Corintios 5:17-19
S. Juan 5:22
Lucas 1:35
Filipenses 2:5-11
Hebreos 2:9-18
1 Corintios 15:3,4
Hebreos 8: 1,2
S. Juan 14:1-3